“Foros de Paz y Solidaridad con Nicaragua”

MANIFIESTO

 “Foros de Paz y Solidaridad con Nicaragua”

 “Toda persona de buena voluntad, creyente o no, puede

usar la palabra de Dios como eficaz instrumento de

Solidaridad y Paz”

 Desde Managua, bella, digna y bendita tierra que siempre

acoge al amigo, al visitante, a la persona de buena voluntad

con aprecio y afecto, ahora, con alegría compartimos algunas

consideraciones de carácter socio-políticas, teniendo

presente lo que hemos visto y oído en estos dos intensos

días de fraternales Foros de Paz y Solidaridad con Nicaragua.

 

Lo primero que llama la atención, no solo de los analistas

sociales y económicos es: ¿Por qué los poderosos

neoliberales pusieron de nuevo sus ojos en esta tierra

Nicaragüense que no tiene ni petróleo, ni diamantes, ni gas

natural u otras riquezas que hoy requieren con urgencia los

grandes centros de producción y creación de nuevas

tecnologías, tan propias del siglo XXI?

 

Seguro, que se fijaron que en esta nueva Nicaragua

Sandinista, dirigida por un Gobierno que logró, desde los

albores del triunfo de la Revolución Popular, una gran

experiencia en materia de beneficios sociales a los sectores

más pobres y postergados. Al respecto, señalamos estos

Programas que benefician a mujeres en situación de riesgo;

el Programa Casas Maternas, Usura Cero, Todos con Vos,

Merienda Escolar, Plan Techo, Amor para los más Chiquititos, Patio Saludable y las emblemáticas Casa para el Pueblo.

 

Estas acciones concretas en perspectiva de una vida buena y

justa para todas y todos son reconocidas, ejemplarmente, por

los Organismos Internacionales que miden y monitorean

estos proyectos de bien común.

 

Por lo tanto, somos unos convencidos de que los dueños del

gran capital, junto a esas élites de la oligarquía que nunca

aceptaron el triunfo de la Revolución y el cambio objetivo que

este proceso significó para los pobres, hoy, en plena revuelta

Neoliberal, simplemente había que detenerlo. Por eso nace la

mal llamada Alianza Cívica, que en forma artera y odiosa,

usando las nuevas tecnologías de comunicación que permite

el fake news, iniciaron el proceso de alteración social con dos

elementos esenciales como lo son la violencia y el terror.

 

Lo decimos con meridiana claridad: Lo primero que hace esta

oposición sediciosa es; promover la violencia callejera como

nunca vista en las ciudades del país, con un símbolo

perverso; los Tranques, que el pueblo sencillo los rebautizó,

dolorosamente, como los “Tranques de la Muerte”. Y, lo

segundo, difundir el terror, puro y duro que cometieron

bandas mercenarias y organizadas no para “dialogar”, sino

para sembrar esa violencia y ese terror en medio de la

ciudadanía con un solo objetivo estratégico como lo gritaron –

desafiantes- en las plazas y en la Catedral de Managua una

y otra vez; “¡que se vaya!”. De nuevo, las elites y la Derecha

política más extrema, apostaron a esa violencia y a ese terror

para arrebatarle al Pueblo, con odioso desprecio, su gran

victoria Presidencial en las elecciones libres, informadas y

constitucionales del 2016.

 

Es un hecho de la causa que, lastimosamente, en este

contubernio tan vil como malicioso en contra del Gobierno

Sandinista, se verifica en la trama conspirativa el Factor

Religioso. Hoy, todo el mundo sabe que la Iglesia Católica de

Nicaragua fue invitada a ser mediadora y garante de un

Diálogo a que les llamó el Presidente de la República. Pero,

esa jerarquía eclesiástica tenía definido su plan y optó por el

proyecto político de la reacción derechista-burguesa que no

trepidó en lanzar a la calle a huestes fanáticas que no querían

respetar los marcos democráticos de la disidencia política,

sino que derivaron, sin más, a lo que los politólogos

caracterizan como Golpe de Estado.

 

Lamentamos, que ciertas jerarquías religiosas no sean

capaces de abandonar los añejos rasgos de clericalismo y

exceso de partidismo ideológico que los ubica al lado de los

que detentan el poder económico y mediático. Del mismo

modo, se observa que esta actitud proselitista y ambigua no

ayuda en nada a la reconciliación nacional. Más, cuando en

un reciente caso la Iglesia Católica, reconoce por medio de

graves opiniones de uno de sus miembros del Colegio

Episcopal, que su Iglesia es la gestora de la llamada “Alianza

Cívica”, movimiento político que propició, mantuvo y sigue

promoviendo una acción política que conduce a la violencia y

al caos, además de ser el referente partidista que patrocinó el

fallido Golpe de Estado en contra de la Institucionalidad

Constitucional de Nicaragua.

 

Teniendo a la vista estos diversos acontecimientos que han

alterado la convivencia social y política del querido pueblo

Nicaragüense, desde estos Foros de Paz y Solidaridad,

exponemos al mundo que:

 

-Constatamos que el Pueblo de Nicaragua tiene vocación de

entendimiento y no de enfrentamiento, rechaza la violencia.

-Este mismo Pueblo que supo llevar al triunfo su Revolución

Sandinista, quiere seguir construyendo su proyecto político en

Paz.

 

-Hemos visto, en su calles, plazas y centros de estudio y

trabajo que hay un sentimiento común: ¡Nunca más la

violencia de los Tranques!

 

-Una mayoría de personas creyentes y de buena voluntad, ya

están trabajando para que Nicaragua vuelva a ser una Patria

para todas y todos en que se respete la Constitución Política

y las Leyes.

 

-Todas y Todos tienen un lugar en esta tierra – “que mana

leche y miel”- para vivir en forma digna, democrática,

reconciliada y en Paz.

 

Por todo lo expuesto en este Manifiesto y más; nos

comprometemos como líderes de opinión en nuestras

Organizaciones Políticas, Movimientos Sociales y

Comunidades Cristianas a difundir lo que hemos visto y oído

y, en lo posible, ayudar a crear redes de Solidaridad y Paz

para nuestra Linda y Bendecida Nicaragua.

 

Lo hacemos como un acto de conciencia y porque es nuestro

deseo que este Pueblo digno, sepa que no está solo y

repetimos con todos Ustedes que Nicaragua Sandinista;

¡Vencerá con las armas de la Paz!

Comité Ecuménico Latinoamericano por la Paz en

Nicaragua

 Comunidad Cristiana San Pablo Apóstol – Managua

Centro Gaspar García Laviana – Managua

 Líderes Políticos, Sociales, Religiosos e Intelectuales de

Argentina, Bolivia, Canadá, Costa Rica, Chile, Cuba,

Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos,

Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República

Dominicana, Uruguay y Venezuela.

 Managua, 26 de octubre de 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s