La Iglesia está llamada a Predicar la Paz no la Confrontación

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad…(Gálatas: 5, 22).

Ante la crisis política provocada con evidente maledicencia que vive Nicaragua, como se sabe, la Iglesia Católica ha jugado un importante rol. Es más, fue el propio Gobierno quién le pidió a los obispos ser mediadores y testigos en el inicio del Diálogo Nacional y el mundo conoce toda y cada una de sus declaraciones oficiales como Conferencia Episcopal de Nicaragua(CEN) y otras desafortunadas opiniones de obispos en particular.

Teniendo presente el precepto indicado en el Concilio Vaticano II sobre la “libertad de palabra en la Iglesia”, no podemos sino sorprendernos con las constantes opiniones de un obispo que usa y abusa del sentimiento simbológico cristiano en las redes sociales. Nos referimos, específicamente, a lo que publica irresponsablemente por estos medios on line, el obispo Auxiliar de Managua; Monseñor Silvio Baéz.

Está en su derecho, este conocido obispo en las redes sociales, en manifestar públicamente su total y destemplada oposición a todo lo que diga o haga el Gobierno Constitucional de la República de Nicaragua. Pero en la esencia de la cuestión en que está involucrada la fe, hay un elemento central cual es que él es un obispo católico y consagrado -por sobre todo- a difundir el Evangelio de Jesús en todos sus aspectos. Esa es la Misión central de todo Pastor católico y para eso fue llamado a constituir el Colegio Episcopal.

Entonces, cuando don Silvio Baéz, entra en el juego diario, rutinario y burocrático de la política partidista y que esta acción es dirigida a conspirar en contra de la autoridad gubernamental legítimamente constituida, su Misión central se desdibuja, pierde fuerza la necesaria profecía cristiana y sus planteamientos de claro signo de baja política le restan credibilidad, no solo a su investidura obispal, sino que salpica de  mala forma a toda la institución eclesiástica que puede ser acusada de falsificación de la autoridad.

Las alianzas políticas -necesarias en el sano ejercicio de la Democracia- en las que puede incurrir alguna jerarquía eclesiástica, cuando se gestan y consolidan en medio de las intrigas de poder y al borde de lo éticamente aceptable, como es el caso que comentamos, son de por sí peligrosas para el normal desarrollo de la praxis misional y evangelizadora a la que se debe un obispo en todo tiempo y lugar. A esa profética y salvífica tarea esta llamado todo el personal Consagrado, más, si ostenta un cargo superior en la institución religiosa et universo gregi.

Ahora, si entramos al tema del lenguaje usado por este prelado, considerando además que estuvo más de una decena de años impartiendo clases de teología bíblica en la Universidad de su Orden Carmelita (Teresianum) en Roma, no podemos sino sorprendernos con su nuevo estilo de voz pública, ya que ahora cambia el lenguaje académico por el de la descalificación, la estridencia y la ofensa nada menos que en contra del Presidente de Nicaragua… El punto es tratar de dilucidar con objetividad el porqué de esta virulencia verbal en medio de una confrontación política, no religiosa y menos de signo espiritual.

Una primera lectura de los hechos y palabras del obispo señalado, indica que es por su fuerte compromiso ideológico y alianza estratégica con el sector más conservador y agresivo de la oposición al Gobierno Sandinista que ganó las elecciones y cumple su Programa Social que va en beneficio directo de los sectores sociales más vulnerables y pobres. Esto, sin duda molesta a estos sectores políticos extremos de la oposición que pasaron de la confrontación directa en medio de las “movilizaciones ciudadanas” al trabajo diario de crear condiciones, por todos los medios, para una asonada de claro tinte golpista.

Por ejemplo, qué quiere decir monseñor Baéz cuando señala: “Al igual que Jesús la Iglesia no crea conflictos ni se impone amenazando públicamente, pero tampoco se doblega temerosa ante los poderosos”. Sin duda que utilizando esta fraseología con respaldo cristológico, intenta entregar insumos políticos para esa porción de ciudadanos creyentes que claman, no por la paz para Nicaragua, sino para que exista un cambio violento de Gobierno, esa actitud permanente e insensata con claros signos de manipulación al sustento religioso, en todas las Constituciones Políticas del mundo están caratulados como intentos de sedición, es decir, en un delito en la forma y en el fondo.

Le recordamos al obispo que la autoridad eclesiástica es servicio, no una mezcla de poder sagrado teñido de consignas políticas temerarias y fuera del contexto institucional que rigen a los Estados. También, monseñor, debe tener presente que la simple contestación irracional al status quo de una Nación no es seria y ciertos actos reñidos con el orden Constitucional deben ser observados por la autoridad y legislación vigente. El servicio cristiano se basa en la confianza con el otro, de lo contrario se pierde la necesaria reputación y queda el triste argumento de buscar ventajas personales, meros caprichos individuales o rasgos de egoísmos que nada tiene que ver con la sana y necesaria opción política a que está llamada a tener toda la ciudadanía. El obispo es un ciudadano consagrado, sí, pero no príncipe que está por sobre el bien y el mal!

La Iglesia pide a todos ser constructores de la paz, el propio Santo Padre Francisco lo pide una y otra vez y en todo lugar (oikoumenē). Esta es una praxis esencial para que las naciones vivan y progresen sin el drama brutal de la violencia. Ante esta sabia premisa de caridad y teniendo presente la posición política temeraria -no eclesial- de monseñor Baéz y sus aliados de poder, les señalamos desde la Fe, no desde la ideología, que la Esperanza cristiana no es manipulable y no puede plantearse como un fin para uno mismo, más bien esa esperanza está disponible para todos sin excepción, más, si la consideramos como la antesala al Reino, como la describe con claridad precisa el Evangelio de Jesús en Hebreos 1, 11.

Comité Ecuménico Latinoamericano por la Paz en Nicaragua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s